Ofertas Caribe 2015

miércoles, 31 de agosto de 2016

El singular baile tradicional de República Dominicana

El carabiné es un baile tradicional de República Dominicana, de origen europeo pero influenciado por los criollos, se ha convertido en una variante del zapateado criollo, que se bailaba con la carabina al hombro y de allí el nombre.

Los analistas del folclor en el país sostienen que en las cercanías donde apareció por primera vez este ritmo, había asentamientos de familias provenientes del archipiélago canario.

A nivel estético se trata de un baile elegante, con figuras de marcha y contramarcha, ronda, balance y media vuelta. Para la correcta combinación de figuras son necesarias al menos seis parejas y hay un director que organiza la forma y movimientos de los bailarines.

Las mujeres utilizan una falda no muy larga ni amplia, con dos alforzas. El corpiño suele ser blanco y va ajustado a la cintura terminando con un pequeño volante. Mangas largas, zapatos con botones a un costado y peinado alto con una flor blanca.

Los hombres usan una chaqueta azul abotonada, pantalón también azul y zapatos sin cordones.
El carabiné era un baile tradicional en la zona sur del país, principalmente desarrollado en Santo Domingo, Ocoa, Baní y San Juan de la Maguana, entre otros.

En las fiestas patronales y actividades turísticas de mayor envergadura siempre suele haber una representación de este baile típico. El carabiné se ha transformado en una manifestación de la identidad dominicana así como el tango en la Argentina o la cumbia en Colombia.


Una de las figuras precursoras del carabiné fue Fradique Lizardo, nacido en agosto de 1930 en la ciudad de Santo Domingo. El en cierto modo “rescato” el carabiné y volvió a introducirlo en los salones de baile de la república, además de ser el fundador y secretario de la Sociedad Folclórica Dominicana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario